0 items - 0,00 € 0
  • Empty cart!

Princess Leia

¡Tenía tantas ganas de hacerlas que una invitación a una fiesta de Súper-Cumple-Star-Wars fue la mejor excusa para sacar mi nuevo batidor!

Ya que poco a poco le vamos pillando el punto a las magdalenas, solo se trataba de añadirle la parte divertida: ¡el mítico peinado de la princesa Leia!

Leer Más

Monkey Banana Cake

No es que me pueda quejar pero siempre me parece que mi par de pequeños debería comer más fruta. A Rodrigo se la sigo pasando a puré en las meriendas, pero Gonzalo es más dificultoso de alimentar! Le encanta la fruta pero se le hace pesado tomar los que son demasiados trozos para él..!

Meter un kilo de plátanos en un bizcocho fue mi última idea; no es que triunfara como si se tratara de un paquete de chuches pero a mí me supo bien! Cierto es que lleva chocolate y eso es trampas, pero si saborean también plátano no está tan mal!

Compartimos receta 🙂

Leer Más

Y llegó el frío…

Y llegó el frío.. y sin quererlo, te vuelves más hogareño. He desempolvado estas fotos del invierno pasado, estábamos recién mudanceados y en la casa hacía un frío que pela, los radiadores y calentadores dejaban su estela de un cuarto a otro de la casa, según nos íbamos moviendo. Encerrarnos juntos en la misma habitación y hacer galletas. De gusto. Esa pequeña carita despierta morriña.

Leer Más

La Caja de Galletas

Me encantan los excesos, los trabajos hechos con detalle, las habitaciones cargadas de muebles y tejidos estampados, las fiestas a lo grande, pero en nuestro día a día, me temo que somos, como todos, mucho más sencillos. Si tengo que declarar: nunca llevo complementos y mis compras se basan en completar mi armario de básicos. No vestimos la mesa de gala ¡ni mucho menos!, utilizamos mantelillos individuales que colocamos sobre la marcha mientras intentamos sentarnos para comer más o menos a la vez aunque nunca lo conseguimos. La vida sencilla, las cosas sencillas, son las que te enamoran.

Leer Más

Banana Split

Dicen que nació en Ohio, en un concurso de repostería, donde se buscaba un nuevo postre que atrajera a los estudiantes. A nosotros nos parece una merienda de lo más socorrida cuando aparecen invitados sorpresa a la hora de la merienda. Es una buena idea para evitar sacar un paquete de galletas y batir un Cola Cao; además para los pequeños es súper fácil, sencillo de preparar y disfrutan muchísimo espolvoreando guarrerías comestibles sobre el plato.

Leer Más