Comenzando el 2019

 

Comenzando el 2019

Comenzando el 2019 de la manera más excitada y al mismo tiempo de la manera más sincera. De igual forma que no me gusta el maquillaje, la manicura ni la peluquería, tampoco me gusta ser una falsa-feliz-en-un-mundo-de-color. Y de ningún modo una mentirosa. Salvo cuando eso resulta tremendamente divertido. De todas las maneras yo ya resulto demasiado inconsciente en muchas ocasiones, así que con esta parte mía ya surto la parte eufórica del día a día, de sobra y de más.

Me encantan los comienzos, son siempre emocionantes! Y si tú me conoces sólo un poco sabes que además soy una horrible persona persistente y constante, a la que no le gusta dejar las cosas sin terminar. Por encima de lo lógico y lo ilógico. Yo siempre sigo aunque eso de ahí delante sea un muro. Soy de las que piensan que tal vez podrá treparlo. Ya dije de mi inconsciencia, no? Por lo que vaticino que podré mantener el nivel de emoción del comienzo durante todo el año. O al menos el nivel de persistencia.

Pero no solo soy buena en seguir y seguir. También soy una experta en caídas. Alguna vez caminabas al lado del alguien, y cuando te volviste a mirarla simplemente se había esfumado?? Si era yo, estaba justo abajo. No solo soy experta en caídas, yo añadiría a mi currículum: experta en caída limpia. Esto es real. Hago un paso de vertical a horizontal en una milésima de segundo. No te preocupes yo tengo un buen culo para este tipo de accidentes. Y ahora tú puedes hacer una lectura sobre mis caídas también de modo metafórico.

Comenzando el 2019 Comenzando el 2019

Adelante nuevo año, pasa y sorpréndeme! (sorpresas gratas, por favor!)

No llevo un dietario, ni hago organigramas. Siempre llevo una lista de tareas mental, y cuando esta se me va de madre, cojo mi libreta del caos y las paso a papel. Exacto! Digamos que soy de objetivos a corto plazo. Poco a poco. Primero un pie, luego el siguiente. Esta es mi manera para que no se me caiga ningún castillo imaginario. También es el porqué de porque siempre sigo y sigo. Así que puedes sorprenderme 2019! No voy a ser pretenciosa contigo! Yo ya me siento que tengo mucho más de lo que jamás imaginé. Esto no quiere decir que yo no edite videoclips en mi cabeza de momentos irreales y peliculeros con una buena banda sonora de fondo. Claro que hago eso!

Comenzando el 2019

Todas estas fotos son una buena representación de nosotros. También lo es del año pasado. Y yo no puedo más que seguir soñando con esto para este año. Estuvimos tomando fotos de producto, arrinconado nuestra cama sobre un lado de la habitación. Luego Gonzalo se convirtió en el fotógrafo y yo en su modelo. Esto se lo debía. Este niño comenzó a ejercer como modelo para mí desde los dos años! Había tantas cosas por medio. Y yo estaba taan loca por regresarlas todas a su sitio..! Pablo marchó de urgencias. Un clásico. Pero entonces Ignacio apareció con la máscara de Darth Vader, y fue la mejor pareja de spot ♥ La química entre Kitty y Darth era evidente; saltaban chispas en el set.

Comenzando el 2019 Comenzando el 2019 Comenzando el 2019 Comenzando el 2019

Gonzalo y Rodrigo también tomaron algunos retratos de todos nosotros. Puedes ver esa cana en este primer plano. No es la única. Creo que explotaron muchas en este año. No anheles demasiado un pelo rubio porque el destino te dará canas.

Comenzando el 2019 Comenzando el 2019Comenzando el 2019

Nosotros hechos golondrinas. Gonzalo tomó esta foto. No es la más nítida pero me gusta taanto.

Comenzando el 2019

Limpieza del año viejo tra, tra

Desde luego yo me siento agradecida al año que pasó, y sólo me deja con los brazos abiertos para recibir el siguiente, pero aquí va un pequeño secreto de lo que la parte de mí que se siente culpable y espeluznante hizo -así como un ritual- antes de que terminara el año.

YO SOY UNA SUERTUDA. AMO A MI FAMILIA, AMOS A MIS AMIGOS, AMO MI TRABAJO Y EN DEFINITIVA AMO MI VIDA. Por lo que me siento tremendamente injusta cuando me quejo por tonterías. Admito, me quejo por tonterías (oye, y las que me callo). Así que antes de terminar el año hice mi propia terapia, y escribí un listado de cosas insignificantes y quejas absurdas que deseo dejar abandonadas en el año anterior, y no llevarlas conmigo en el 2019. Es la primera vez que hago algo así, pero realmente necesitaba sentirme liberada de todas esas pequeñas cosas que no son más que eso, pequeñas.

Creo que esta lista de obviedades será una buena guía para cualquiera en el año próximo. Puede resultar absurdo pero yo necesité informar de esto, y dejarlas por escrito, con la intención de no tener que volver a hacerlo más en este año. Ni nunca más, gracias.

Pues bien. Vamos allá. No, ningún enanito mágico vuelve a meter tu ropa limpia en el armario. La ropa se lava (hay diferentes programas en la lavadora según el tejido, hay que separar por colores.. esto es otro capítulo), se tiende, se recoge (no se puede dejar fuera en la noche, esto es por el frío y la humedad -me explico paso a paso), se plancha, se dobla y, finalmente se vuelve a meter en el armario. Para ello también tienes que saber donde se guarda cada cosa, of course.

Algo parecido ocurre con los platos y el lavavajillas. Buena noticia: tiene mucho menos pasos. Enjuagar, meter, poner, sacar y colocar.

Si se termina el jabón de manos hay que reponerlo. Si se termina el detergente de platos hay que reponerlo. Si se termina la comida hay que hacer la compra. Si se termina el papel higiénico tienes que sacar el rollo vacío y cambiarlo por uno nuevo. Esto se hace quitando un palito blanco que lo atraviesa. Si se termina el gel o el champú, por por favor, tira el vacío y pon uno nuevo. La próxima persona que quiera ducharse tendrá que salir desnuda y mojada por toda la casa hasta alcanzar algo con que enjabonarse.

Los niños (Oh, señor! Los niños.. esto va a ser infinito) llevan agua y un snack para el cole todos los días. Sí, todos los días. Hay que prepararlo y meterlo en la mochila. Ellos además tienen agendas escolares que hay que seguir, tareas, días de funciones, días que van disfrazados, el disfraz también hay que prepararlo o comprarlo, y una gran agenda social basada en cumpleaños. Para los cumpleaños otro capítulo a parte. En ocasiones tienen que llevar al colegio una caja de zapatos, piñas, un tarro de cristal, una caja de quesos redonda (ojo, redonda).. o cualquier otra cosa que el profesor pensó que debíamos tener en casa de manera habitual y normalizada.

Ah! Sí! Y a ellos les crecen las uñas; se cortan. El pelo también les crece pero menos. Hay que meterles suero por nariz en invierno y ponerles crema solar en general, todos los días. Entre semana hay que ponerles también repelente de piojos.

Estas mismas adorables criaturas suelen traer los zapatos a casa como si los hubiesen enterrado literalmente en arena. Sacudir, limpiar. Obviedades.

Si los botones se caen, hay que coserlos, tampoco hay un duende mágico para esto. Las cosas hay que devolverlas a su sitio, lo siento, soy muy ordenada. Unas zapatillas abandonadas en un lugar equivocado pueden resultar un arma letal. Los pijamas en el recibidor o en la barandilla de la escalera, regular. Los papeles amontonados hay que desamontonarlos, archivarlos o tirarlos. Haciendo especial alusión a la correspondencia. Las no cartas llegan para quedarse para siempre en el mueble de la entrada. Ordenada, ordenada.

El cubo de basura no es el juego de la torre más alta. Esto fue un buen juego en el piso de estudiantes, ya no. Hay un momento en que hay que cerrarla y tirarla. Apaga la luz al salir de la habitación, el planeta te lo agradece. Los cargadores no son extensiones de la pared, prueba a desenchufarlos.

Y por no detallar más, generalizaré con un: cada día se desayuna, se come, se cena, nos duchamos, nos vestimos. Los niños lo hacen también, y requieren tu guía y tu ayuda. En fin, el día a día. Todo esto hay que hacerlo.

Además el polvo y la suciedad son una realidad, querido! Esto quizás es la más dura de las noticias. Y no me extenderé mucho. Ojo. Y podría. Simplemente diré que hay que limpiar. El caos, el caos.

Liberada de mis absurdos lastres diarios tra! tra! me siento emocionada de recibir el nuevo año con taantas taantas ganas!

Comenzando el 2019

2019 allá vamos!!

Comenzando el 2019

Más de nuestras vacaciones

Nuestro paseo por El Puerto, mis cosas favoritas para hacer esta temporada y el calendario de Adviento de este año.

Comenzando el 2019 Comenzando el 2019

Feliz día. Feliz año.

(Visited 70 times, 1 visits today)
6

Comentarios

  1. Horrible marido

    Me he dado por aludido en el 1000% de los casos!! Sorry! Propósito de año nuevo por lo menos las zapas letales!!
    Te adoro my all!!

Deja tu respuesta

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>