Niños y Museos. Aquí van mis consejos!

 

Niños y Museos. Aquí van mis consejos!

Lo primero es un aviso: esto no es una lista de consejos al uso sobre niños y museos. Sólo son mis consejos personales que pude ir sacando alrededor de estos siete años! Hemos ido a cuantas exposiciones y museos hemos conocido y podido visitar. Pienso que visitando un museo hacemos algo así como un pequeño viaje. Tú puedes leer y ver fotos de una cuidad pero hasta que no la caminas, la ves con tus propios ojos y la tocas, no sentirás conocerla del todo. Tal vez puedas olvidar aquello que estudiaste pero nunca podrás hacerlo con aquello que pisaste. Con el arte, la historia, la ciencia, la naturaleza y taantas otras cosas, pasa exactamente lo mismo. Cuando entras a un museo te puedes teletransportar a otra época.

Puedes aprender de una manera mucho más viva; por eso mi primera conclusión es: sí, los niños pueden visitar museos y exposiciones, y además pueden disfrutarlo! No obstante aquí algunos puntos que deberíamos tener en cuenta ; vamos allá!

De visita a Madrid

Lo cierto es que yo tenía muchas ganas de volver a Madrid con los niños para poder enseñarles el centro, la apasionante Gran Vía, Callao, Sol.. en definitiva callejear. Claro que yo no contaba con las lluvias. No pasa nada, querida. Podemos visitar algún museo. Visitar dos museos en 28 horas con tres niños me hizo pensar en que hacer y que NO hacer la próxima vez. Lo comparto aquí abajo ⇓

Mis consejos para niños y museos!

1. Consultar fechas y horarios

Los niños llevaban meses soñando con visitar un “museo de dinosaurios”, así que nuestra primera opción era obvia: el Museo Nacional de Ciencias Naturales. El siguiente inconveniente es que era lunes, y los lunes está cerrado, por lo que vi muy clara mi oportunidad de ver el Museo Thyssen-Bornemisza; yo quería visitarlo desde hacia años! Para mí fue una gran oportunidad pero me temo que para los niños fue una pequeña desilusión posponerlo un día.

Conclusión, y cosa obvia a hacer antes de visitar un museo o exposición (y no taan obvia para mí se ve): Consultar fechas y horarios. También de las actividades que organizan para niños y de las exposiciones temporales.

Niños y museos

2. Elegir cual

Puedo confirmar: ellos no fuero las mismas agradables personas cuando frente a ellos estaba un esqueleto de dinosaurio, a cuando lo hacía una obra impresionista.

Ellos disfrutaron taanto en el Museo de Ciencias Naturales. Lo que más me gustó es que siempre alguno de ellos tenia un dedo señalando algo para enseñar a los demás ansiosamente. En cualquier momento alguno de esos seis dedos indices estaba eufórico!

Conclusión: Elegir cuidadosamente que exposición vamos a ver.

Niños y museosNiños y museosNiños y museos

3. El tiempo que pasamos en el museo

No por estar visitando alguna exposición en los que los niños están muy interesados te librarás del estoy cansado, cógeme, nos vamos ya?.. Ellos ven las cosas diez millones de veces más rápido que nosotros! Incluso cuando son fascinantes para ellos!

Yo terminé cargando a burricate a Ignacio por el Thyssen, porque él literalmente se agarró a mi pierna como si abrazara un árbol. También Pablo cargó lo suyo. Y Rodrigo estuvo absolutamente TODA la visita pidiendo que nos marcháramos, y él hizo una huelga a mitad de camino, tumbándose en uno de los bancos. Hay prueba gráfica de todo ello más abajo.

Conclusión: No creo que sea buena idea pasar más de una hora viendo una exposición. Y recuerda llevar el carrito para los más pequeños!

Niños y museosNiños y museos

Aquí abajo uno de esos dedos eufóricos! Ignacio decía: Mira! Un remolino!

Niños y museosNiños y museos

Aquí va la prueba gráfica uno.

Niños y museos

Prueba gráfica dos.

Niños y museos

Prueba gráfica tres.

Niños y museosNiños y museos

Y prueba gráfica cuatro.

Niños y museos

4. Todo lo que podemos descubrir junto a ellos

Una parte importante es toda la conversación que surge antes, durante y después de la visita.

Los niños llevaban meses aprendiendo a través de libros taantas cosas sobre dinosurios! No sólo ellos también yo he aprendido muchos nuevos datos gracias a ellos! Esto fue genial cuando vimos esqueletos de dinosaurios en el museo, porque podían disfrutarlo todo más. Como pequeños arqueólogos que al fin encuentran lo que estaban buscando!

Por otro lado durante la visita a la exposición de cuadros, yo tuve que mantener el hilo de la conversación durante absolutamente TODO el recorrido. Mi estrategia para que se pudieran interesar por una pintura es contar una pequeña historia sobre ella. Taanto que el señor vigilante me hizo callar en una ocasión. Creo que él no sabía que la opción de dejarlos libre era mucho peor!

También hay que estar listos para escuchar sus impresiones, y contestar todas sus preguntas! Y sinceramente esta es mi parte favorita ♥

Todo lo que pudimos hablar sobre lo que vimos no lo puedo contabilizar pero si puedo decir que es mucho y algunas de las anécdotas alrededor de todo lo que conocen de las visitas no las podré olvidar nunca!

Conclusión: Es MUY importante preparar la vista. Comentando que vamos a ver, aportándoles la historia o los datos que nosotros ya conocemos. También durante la visita es importante que no nos limitemos a mirar, sino que podamos ir descubriendo cosas juntos. Y toda esa charla es mejor después porque ellos son taan ingeniosos, y aprenden taanto, que es muy divertido conocer cual fue la real conclusión que sacaron ellos!

Niños y museosNiños y museos

Gonzalo quedó cautivado con este Miró. Se sintió muy cercano a esta pintura. Quería hacer una igual!

Esta semana me preguntó que era un graffiti. Me explicó que sus compañeros de clase usaban mucho esta palabra y no sabía que era. Le recordé los que están cercanos a casa; entonces él me dijo: cómo este cuadro que vimos en el museo! Ooh, no querido! (un emoji aquí de señora con mano en la cara, por favor).

Niños y museos

Una de las muchas historias que pude contar sobre un cuadro fue la de Adan y Eva (lo mejor que pude!). Justo un cuadro de Adan y Eva, ahora no recuerdo de cual se trataba, fue uno de los que más le llamó la atención de Rodrigo. Esa serpiente demonio era demasiado para él. Una semana después él llegó a mi cama en medio de la noche preguntándome por es serpiente, se acostó a mi lado si poder dormir, y haciéndome prometer que todo era una mentira!

Niños y museosNiños y museosNiños y museosNiños y museos

5. Mantener el orden en la exposición

A mí me funciona bien ir manteniendo la conversación con ellos. Pero también hacer del hecho de ser sigilosos una especie de juego. Esto a ellos les encanta; como si tuvieran que guardar un secreto. Mandan callar unos a otros.

Podéis ver como me mandaban callar a mí en el Centro Cultural Reina Sofía.

Conclusión: Para mantener la tranquilidad mis dos trucos son jugar a ser investigadores en una casa antigua, y comentar con los niños cada cosa que estamos descubriendo.

Niños y museosNiños y museos

Los niños son aun muy pequeños, y ninguno de ellos habían estudiado la evolución en el colegio, pero esta parte de la exposición les hizo descubrir algo nuevo, y que les resultó fascinante. Este es un pro más de visitar exposiciones.

Niños y museos

Aquí otro dedito eufórico!

Niños y museos

6. Actividades para niños

Muchas exposiciones y museo ofrecen actividades para niños. Recuerdo cuando estuvimos en Sevilla en una exposición sobre Van Gogh, donde había una sala con paredes hechas pizarras para que los niños pudieran participar. Hay un sin fin de propuestas.

Tuvimos la suerte de encontrarnos con la exposición temporal Photo Ark de Joel Sartore, que apoya proyectos que ayudan a proteger y salvar especies en peligro. La exposición de fotos es realmente bella, pero también te invita a interactuar, haciéndote fotos imitando a los animales. Los niños disfrutaron mucho con esto. Ellos son muy conscientes de los animales en peligro de extinción, y se sintieron muy orgullosos siendo parte de esta ayuda.

Conclusión: Infórmate de las posibles actividades en las que puedes participar e interactuar.

Niños y museosNiños y museosNiños y museosNiños y museos

La zona de lectura infantil del Museo Thyssen-Bornemisza.

Niños y museos

7. Paciencia

Esto es mi principio fundamental cuando se trata de hacer algo con los niños. En casa o fuera de ella. Tú necesitarán siempre grandes dosis de paciencia, y ser consciente de que estás haciendo algo con ellos, y nunca resultará igual que si lo hicieras sola.

Conclusión: Paciencia, y disfruta de los extras que te pueden aportar los niños desde su increíble imaginación, más allá de que tú no puedas pararte todos los minutos que quisieras a observar una obra de arte.

Niños y museosNiños y museos

Gonzalo intentó abrir taanto sus ojos como ese búho! Amo esta foto!

Niños y museos

Y otro dedito eufórico más!

Niños y museos

Rodrigo adora los tigres y leones. Él me pidió que le hiciera esta foto! Puedes ver la fiesta ROAR en su cumple cuatro para comprobar su fanatismo 🙂

Niños y museosNiños y museos

Yo incluí demasiadas fotos en esta entrada pero no pude hacer una criba más restrictiva porque todas me gusta taanto!

Niños y museosNiños y museosNiños y museosNiños y museos

Otro de los descubrimientos de Gonzalo, y que le dejó fascinado fue la colección de minerales.

Niños y museosNiños y museosNiños y museosNiños y museos

Muchas cosas que me encantan en estas fotos y que me hacen recordar. Una, esa cara de Pablo, en la que yo leía perfectamente: Tu idea de visitar el museo es odiosa. Foto de Gonzalo.

Niños y museos

Feliz día.

(Visited 40 times, 1 visits today)
5

Comentarios

Deja tu respuesta

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>