Barcos de Hielo. DIY (parte I)

Barcos de hielo. DIY

Barcos de hielo

Pues bien, aquí va la primera parte del ahora de los ratos en remojo en la piscina. Parece que fui un poco liosa. La semana pasada compartimos recuerdos del año pasado en las jornadas piscineras (y mis favoritos). La piscina de este verano tendrá que esperar al siguiente post! Antes tenemos que fabricar estos barcos de hielo, para poder hacerlos navegar después. Que ya adelanto: Sí! Salen perfectos! Flotan y navegan genial!!

Qué necesitamos

En primer lugar, qué necesitamos?

Realmente podemos fabricar los barcos de hielo sólo con:

  • Envase de plástico.
  • Palillo de madera o plástico. Nosotros utilizamos éstos, porque eran los que teníamos. Pero con unos más finitos pueden quedar muy lindos.
  • Plastilina o cualquier pasta de moldear. Si somos poseedores de paciencia, también podemos utilizar pegamento para pegar el palillo en el fondo del recipiente de plástico. Pero claro hay que dejarlo secar al menos 24 horas y eso no es lo nuestro.
  • Washi tape para las velas. También se podrían hacer con cualquier papel o tela, usando pegamento; sin embargo me resulta mucho más cómodo el washi tape.

Pero nosotros además, añadimos para decorar:

  • Lentejuelas. Y ahí ya estilo libre! Cada uno que se arriesgue tanto como le parezaca.

La vela

Como usamos washi tape para hacer las velas, resultaron súper sencillas y facilonas. Sólo hay que cortar un trozo de washi tape y doblarlo a la mitad por la parte adhesiva, sin olvidarnos de dejar el palillo en medio.

A los niños también les resultaron fáciles de hacer. Solo hay que ser un poco cuidadosos para que coincida una mitad con otra.

El mástil

Para unir el pie de mástil al suelo del recipiente usamos plastilina, porque es la forma más rápida de mantener la vela en su sitio. Si podéis esperar de un día a otro se puede utilizar pegamento.

Para estar seguros de que no se va a mover la vela, mejor utilizar más cantidad de plastilina que la que aparece en la foto. Tal vez con esa porción quede bien fija, pero después tenemos que añadir agua, y puede no ser suficiente!

El casco

Para fabricar el casco nosotros utilizamos estos vasos de plástico de yogur, que guardaba hace años porque me parecieron ideales para plantar semillas. Tenemos una torre de ellos apilados en la estantería de la cocina, y pillamos algunos.

Reconozco que una vez hechos los barcos, dudé que teniendo el casco tan pequeño y el mástil tan pesado, pudieran volcar al meterlos en el agua, pero nada de eso! Flotan perfectos y se mantiene rectos. Por lo tanto la elección del recipiente es totalmente libre.

Eso sí, cuanto más grande sea el recipiente, más tiempo de barco navegante tendremos en el agua. Puede que las tarrinas de helados (las rectangulares de 250 ml) sean una buena elección.

Antes de añadir el agua, metimos unas lentejuelas en el vaso, para decorar. Se distribuyen bastante bien por todas partes. Pero esto es ya un poco lo que se os ocurra!

Hielo

Añadimos el agua y metimos los barcos en el congelador  24 horas, para hacerlos congelar.

En la próxima entrada los vemos navegar! Junto con la segunda entrega de momentos piscineros, el ahora 🙂

Más para hacer en este poquito que nos queda de verano (o después!): los pájaros de cartón, el súper cohete, huevos Pokémonretrato en plato, las bailarinas cuchara o el móvil de flores de cartón de huevos. Para los que aun tenemos la suerte de poder seguir yendo a la playa: Jurassic Park.

Todas las entradas DIY, aquí.

Feliz día. Feliz septiembre.

(Visited 73 times, 1 visits today)
1

Comentarios

Deja tu respuesta

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>