¡Regresamos! ¡Y Todos!.. ¡¡CINCO!!

El ritmo de este blog, desde luego, nunca fue endiablado..! pero desde que nos tomamos la pausa veraniega a la que se unió el nacimiento de nuestro tercer cerdito hijito, no hemos vuelto a aparecer por aquí! ni yo por delante de la computadora (si pudiera utilizar emojis, plantaría aquí un par de caras con dientes chirriantes); por lo que tendréis que disculpar este texto donde intentaré disimular mi oxidado tecleteo (dientes apretados una vez más!! Cheeseeeeee!!).
 En casa nos esforzamos porque reine la calma pero no resulta nada fácil; esta familia desordenada  de serie suma un plus más desde hace un mes; cuando comenzamos a ser cinco (!!!!!!!!), y olvidamos que, no hacía demasiado, fuimos menos. Algo nuevo se respira, y parece que siempre fue así, como si nos hubiesen salpicado con unas gotitas de amor (¡Y esto es muy cursi!), que estaban pendientes de caer desde principio.

¡Teníamos tantas ganas de que nuestro Pescadito (esto ahora lo explico) llegara, que la última semana se nos hizo un mes!

Misión casi-imposible nos está resultando cambiar el nombre de Pescadito a Ignacio. Les expliqué a los pequeños que su futuro hermanito estaba en mi panza, nadando en una bolsa de agua como un pececillo. No decidimos que se llamaría Ignacio hasta el final, y a esas alturas llamarlo Pescadito ya se había convertido en hecho y costumbre ¡hasta a mí me cuesta nombrarlo de otro modo! Los amigos de Gonzalo también lo llaman así. Por lo que no me queda opción..! Os presento a Pescadito, la personita más pequeña de la familia que en pocos ratos nos ha enamorado a absolutamente todos.

Me resulta emocionante este re-comenzar, el poco a poco del día, y el mucho a más del un más adelante. El seguir como siempre y parezca como nunca. Juntos. Y sé que abuso mucho del “juntos”, pero no puedo dejar de citar la mayor de las suertes.

Me apetecía incluir algunas fotos de los pequeños en las mañanas, el par de días que estuvimos en el hospital, siguiendo su rutina sin soltar la sonrisa; y las tardes que pasamos de babeos de las visitas.

¡Y bien! (¡qué nervios!) ¡Empezamos!

Y os cuento además: En la tienda hemos incluido la colección de tazas de familias, en momentos cotidianos ¡y más o menos desesperadas! Feliz de compartirlas 🙂

(Visited 58 times, 1 visits today)
0

Comentarios

  1. Ay Emma, qué post tan bonito, y qué ganas de conocer a Pescadito y de ver a mis amigos, les echo de menos (carita con una lágrima) jajaja.
    Enhorabuena a los dos, la verdad que siempre le digo a Charlie que si soy madre algún día me encantaría ser como tú, ver el cariño, disponibilidad y dedicación que das a tus hijos es de admirar.
    Un besito fuerte a los cinco.

Deja tu respuesta

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>