Sencillo, Simple, Fácil, Absurdo y Bonito

Hoy empiezo a escribir estas líneas a las cinco de la tarde, cuando debí publicar este post a las nueve de la mañana, por lo que tendría que haberlo preparado mucho antes; además aun no sé si podré terminarlo porque normalmente hay interrupciones continuamente, fantástico factor para escribir. Me gusta leer los consejos que dan muchas bloggers de larga andanza en este mundo; siempre reconforta ver que todo lo que te sucede también les sucedió a otros, de hecho, pienso que sentirse normal es la mejor sensación de todas. Este no es el mejor ejemplo, pero es aplicable a cualquier situación, así que ahí lo dejo.

Entre las recomendaciones posibles y agradecidas, está la de tener posts preparados en el “congelador” para estar preparado ante imprevistos, pero es difícil tener el “congelador” repleto de tuppers en forma de posts cuando en realidad no tengo tiempo ni para preparar el del día siguiente.

Primera interrupción: bebé llorando tras diez minutos de siesta.

Siempre me pregunté el porque de la unión taan enorme que nace entre hermanos, entre mi hermana y yo. Somos distintas, y algunas veces demasiado, últimamente no nos vemos mucho, pero el otro día tuve una gran llantina y las cuatro personas a las que llamé fueron: ella y mis tres mejores amigos. No soy nada de teléfonos pero cuando necesito alguien al que abrazar desaparece la pereza telefónica.

Segunda interrupción: chupete al suelo.

Cada día, el ver a mis pequeños juntos, me responde esta duda. Es asombroso el vínculo que nace y crece entre hermanos. Rodrigo mira absorto a Gonzalo casi todo el tiempo, es el que más le hace reír, y al que persigue cada instante con su mirada. Con solo unos meses en su haber y ya intenta imitarle. Gonzalo adora a Rodrigo, al menos por ahora, aunque algún ataque se escape entre besos y abrazos.Ayer pasé el día con los niños, gustosamente estresada como siempre, paseando, lo que de vez en cuando me permite pensar… en el parque, en la farmacia escuchando como Gonzalo le contestaba a una señora que Rodrigo era un pollito, mientras le acariciaba la cabeza, cuando ésta le llamó “peluchito” … tendiendo la colada “pásame las pinzas… las “afules”??… ¿qué es esto?… un saco??.. noo!! es ropa de papi!!…” Pensaba escribir sobre hermanos, sobre su perfecta unión, pero en un instante con móvil en la mano descubrí a Magnífico Margarito, y su blog Splitting of the Ego; tal vez ya lo conozcáis y yo, como tantas veces, llego tarde, salté de post en post, leerlo fue altamente tranquilizador. Sus palabras adictivas y, puedo llegar a decir que, para mí, incluso terapéuticas. Me hizo sentir de palabras huecas y temáticas absurdas; y sobre todo vergonzosa ante el teclado. Me fascinó como escribía sin ningún tipo de reparo, sin pensar si esto lo lee éste y si esto lo leerá el otro. Muchas veces escribiría más sincera, más yo, pero, al igual que en el día a día, suelo hablar de cosas absurdas y bonitas.

Tercera interrupción: papilla de frutas.

Me encanta intentar ser sencilla porque no lo soy, y hacer la vida fácil porque a ratos no me lo parece, y no hablo de la mía, sino de la de cada uno en general. Traer simplezas por aquí, cosas que nos alegran la vista, y nos entretienen y nos hacen disfrutar es, a lo mejor, un poco de eso.

Cuarta interrupción y con ésta he terminado de descolocarme (hilo roto): “mami, mami, ponme la canción de la peli de los pajaretes!!… vamos a bailar!!”.

Adoro esto.


Feliz día.

(Visited 29 times, 1 visits today)
0

Comentarios

  1. Estos posts escritos con el alma son siempre los mejores. Me encanta la frase que dices que te gustaría ser sencilla por que en realidad no lo eres, al final todos somos tan complicados como maravillosos ��

Deja tu respuesta

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>