Pascua: Recolecta de Huevos

Fue genial correr escaleras arriba cuando Gonzalo grito: “Mamaaaaaaa” el pasado domingo. Los dos estábamos deseosos de que llegara esa mañana para ver cuan bien se había portado el conejo de Pascua con nuestra familia. Con cara de sueño aun y pelos alborotados, calzamos botas de agua y salimos al patio.



El conejo de Pascua resultó ser muy cuidadoso y, previendo lluvias, utilizó las macetas con tierra seca que tenemos en el porche para dejar los huevos de chocolate. Chocolatina y barro no es buena idea. Insistimos en que no haría falta paraguas pero el abrirlo era una gran tentación.



Gonzalo utilizó el bolso de cartón que fabricamos para ir guardando la recolecta.








No fue mal la recolecta.


El desayuno fue una terrible bomba dulce. No conté cuantos huevos de chocolate ingirió esa pequeña boca pero sí sé que fueron demasiados.



(Visited 53 times, 1 visits today)
0

Comentarios

  1. Por favor Emma, esa carterita que lleva Gon de conejito es ideal… como le llevas siempre vestidos. El paraguas es una monada, yo también lo hubiera abierto, aunque haga 40 grados jajaja.

Deja tu respuesta

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>