Tutorial: De Bote de Plástico a Elefante-Guarda-Plastilinas

Hoy, un día cualquiera, me ha hecho recordar la gran suerte que tengo. Disfrutar en familia es un súper-lujo y a veces, con los agobios, las prisas y las mil y una cosas que siempre hay por hacer, se nos olvida. No mucho, pero sí un poquito. Esta mañana hemos ido a clases de natación, madre e hijo en compañía; Gonzalo avanza en sus pataleos. Tengo que traer por aquí un poco más de nuestras clases porque seguro os encantarán. Por la tarde nos hemos sentado en su mini-mesita a guarrear que es lo que nos gusta. Las galletas saladas se han acabado (las compré porque se supone que son milagrosas con las nauseas “embaraciles”, las elimina por completo, no se yo… pero agotarse se han agotado) y nos hemos puesto manos a la obra con nuestro taller de reciclaje casero.

El otro día compramos unas plastis, que por cierto ahora están al 10% pegadas a la alfombra, y teníamos que encontrar donde guardarlas.

Gonzalo intenta ayudar y lo consigue, de ahí que nuestro elefante-guarda-plastilinas sea de lo más infantiloide 🙂

En un ratín listo.

Al pobre elefante le hemos pegado a la cabeza las orejas y la trompa, pero dejarlas aleteando olía a tragedia inmediata si esas pequeñas manos se hacían con ellas, y es que de eso se trataba. Un poco de pegamento, por favor.

Y pasamos a lo interesante, si lo miramos desde el punto de vista de los pequeñines: manosear plastilina.

Familia Barbapapa.

Ahí estaba yo (y el pequeño en camino), sentada en la sillita tamaño mini (por eso lo de las piernas abiertas, sorry!) más feliz que si fuera el trono de una reina.

Y mi principito a lo suyo.

¡Saludo a todos!

(Visited 63 times, 1 visits today)
0

Comentarios

  1. Mariasa

    ¡¡¡Emmi!!! estas hecha una madraza y me encanta la barriguita que tienes ya!!!
    Mauk

Deja tu respuesta

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>